Ampliar Santa Lucía agotaría mantos freáticos en la zona, advierten

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Investigadores alertaron sobre la sobrexplotación en más de 500 por ciento que presenta los acuíferos de la región, situación que agravará un nuevo aeropuerto.

Investigadores alertaron sobre la sobrexplotación en más de 500 por ciento que presenta los acuíferos de la región, situación que agravará un nuevo aeropuerto.

Organizaciones, pobladores e investigadores, integrados en el Frente de Pueblos Originarios en Defensa del Agua emplazaron al próximo gobierno federal a presentar el anteproyecto de la terminal aérea, el estudio de Manifestación de Impacto Ambiental Regional y llevar a cabo una consulta en los poblados afectados en su carácter de pueblos originarios

Tecámac, Estado de México, 19 de noviembre de 2018.- Al considerar que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en la Base Aérea de Santa Lucía provocaría en la región una catástrofe hídrica por la saturación urbana que traerá consigo; organizaciones, pobladores e investigadores, integrados en el Frente de Pueblos Originarios en Defensa del Agua emplazaron al próximo gobierno federal a presentar el anteproyecto de la terminal aérea, el estudio de Manifestación de Impacto Ambiental Regional y llevar a cabo una consulta en los poblados afectados en su carácter de pueblos originarios.

Durante el foro denominado “Tampoco Santa Lucía para el Nuevo Aeropuerto”; en el que participaron representantes de más de 30 organizaciones y pueblos de Tecámac, Zumpango, Ecatepec, entre otros; investigadores alertaron sobre la sobrexplotación en más de 500 por ciento que presenta los acuíferos de la región, situación que agravará un nuevo aeropuerto.

“El tener un aeropuerto por pequeño que sea va provocar que la región se urbanice y por consiguiente se pierda la capacidad de captar el agua y hacer un manejo de cuenca con cerros alrededor para que recargue el acuífero. Con las mismas razones ecológicas con las que se echó abajo el nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco, también puede echarse abajo en Santa Lucía porque aquí estamos asentados en el lago de Xaltocan”, dijo Oscar Armando Monroy Hermosillo, doctor en Biotecnología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Afirmó que el gobierno federal electo debe repensar el peal que juegan las Cuencas en el Valle de México y no aprobar ningún megaproyecto. “Un aeropuerto más ya no cabe en el Valle de México; lo que necesitamos es repensar en el rescate de las cuencas y demos un espacio para que los expertos discutan el mejor sitio para una terminal área fuera del Valle de México como por ejemplo Tizayuca, Apan o el Bajío”, aseveró.

Ismael Mejía, antropólogo social de la Universidad Autónoma del Estado de México alertó que con la construcción del NAIM y la sobre población urbana se verán rotas las formas de organización comunitaria de los pueblos y se buscará despojar a los sistemas comunitarios del agua potable del control del suministro del liquido para dotar a la termina y a los demás pobladores que vengan a sentarse en la zona.

“La zona ya sufre los megaproyectos inmobiliarios desde hace dos décadas. De realizarse las dos pistas en Santa Lucía se volvería el mayor megaproyecto en la zona que rompería con las formas tradicionales de organización”.

Ricardo Ovando Ramírez, de la organización Agua para Todos sostuvo que en los últimos 20 años, el municipio de Tecámac ha experimentado una sobre población triplicándose la población, pues actualmente existen más de medio millón de habitantes ya que de 2003 a la fecha se han construido 350 mil nuevas viviendas. “Pero según el plan de desarrollo urbano municipal piensan llegar a construir hasta un millón de viviendas tan solo en Tecámac”.

Antonio Lara, coordinador general del centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero apuntó que el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador está obligado a llevar a cabo una consulta en los vecinos en su carácter de pueblos originarios afectados por la terminal aérea.

“En base a ese estudio decimos que se nos consulte, en apego al estándar internacional, en nuestro carácter de pueblos originarios potencialmente afectado, como lo establecer el Derecho Nacional e internacional: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas”.

Durante el foro realizado en la explanada principal de Tecámac, el Frente de Pueblos Originarios en Defensa del Agua emplazó al próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Spriú a presentar el anteproyecto de construcción del NAIM en Santa Lucía, a la Semarnat a presentar el estudio de Manifestación de Impacto Ambiental Regional, basado en especialistas.

“Para nosotros la afectación que se le puede seguir causando a cualquiera de los lechos de los antiguos lagos, no es aislada, antes bien representa un ecocidio en contra de la Cuenca de México como ecosistema integral, pues como se ha visto, la desecación de los lagos ha traído como consecuencia el hundimiento de la Ciudad de México y de una periferia cada vez más amplia, lo que se conoce en el lenguaje académico como “estrés hídrico”, que no es otra cosa que el agrietamiento y hundimiento de suelo en zonas de alta densidad”.

En un pronunciamiento, el Frente sostuvo que con el NAIM en Santa Lucía peligra la sustentabilidad de la Cuenca de México porque lejos de representar la voluntad política de solucionar el problema de escasez de agua, terminaría por abatir las baterías de pozos que han sido complementarias a este complejo sistema hidráulico y que han permito abastecer de este vital líquido a la Ciudad de México y a su zona conurbada, las cuáles pertenece al acibero Cuautitlán-Pachuca el cual se encuentra sobre explotado en un 500 por ciento.

“Nos referimos a los pozos que conforman el Plan de Acción Inmediata instituido por Conagua en la década de los setentas sobre el cual nos limitáremos a mencionara la batería de pozos que viene de Pachuca a Ecatepec y pasa por Tizayuca y Los Reyes Acozac; así como también el Sistema Hidráulico Chiconautla, del cual se extraen entre 1300 y 1600 litros de agua por segundo”, refirió. (CON INFORMACIÓN DE: VANGUARDIA.COM.MX).