DestacadasEditoriales

BANXICO al rescate de la economía (Por: Rubén Alcántar)

El paquete presentado por el Banco de México ayuda mucho en la chamba de combatir la crisis económica, pero como herramienta, no como solución, que si bien, le hace buena parte de la chamba a la 4T, la solución queda aún a responsabilidad del ejecutivo federal

Morelia, Michoacán, 24 de abril de 2020.- Durante las últimas semanas hemos vivido la que quizá sea la crisis más grande en al menos 70 años, tanto en cuestión de salud, como por supuesto en cuestión económica, una crisis de esta magnitud sin duda requiere medidas igual de grandes, hecho que en ambos ámbitos ha brillado por su ausencia, medidas tardías e insuficientes, han sido el foco de la crítica nacional e incluso internacional al gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

El parón económico ocasionado por la crisis del COVID-19, se ha extendido por lo largo y ancho del orbe, afectando a naciones chicas y grandes, por supuesto no somos la excepción y no es noticia nueva; la crisis petrolera, el déficit fiscal, la baja en la inversión y actividad manufacturera y de servicios, han sido razones suficientes para lograr que el estimado de crecimiento de nuestro país oscile entre -6% y -12%, dependiendo quien lo realice, lo que sí es seguro es que será un año de contracción económica dura, que sin lugar a dudas, golpeara bastante el bolsillo de no pocas familias mexicanas.

Ante esta complicada situación económica, como ya mencioné, la crítica no se ha hecho esperar hacia el presidente de la república, esto derivado de la falta de toma de decisiones realmente relevantes, para la reducción en la profundidad de la crisis económica, medidas que alguien debía tomar y que para fortuna nuestra, tomó el Banco de México gracias a la independencia con la que cuenta.

El pasado martes, precisamente fue el ya mencionado Banco de México quien sacó la casta por la economía nacional, una reducción en medio punto base a la tasa de interés interbancario, situándola en 6%, situación que aunada al paquete de medidas que ese mismo día se informó, toma bastante lógica de ser.

Las medidas, si bien, y aclaro, no son medidas que van por la índole de la condonación fiscal, resultan bastante responsables en cuanto al empleamiento del recurso nacional, buscando principalmente dotar de liquidez al sector financiero, todo esto con un muy claro propósito, la circulación de capitales en el territorio nacional.

El paquete presentado, es un paquete demasiado técnico, en términos llanos, consta de 10 acciones a ejecutar, acciones que en su conjunto podrán alcanzar los 750 mil millones de pesos, equivalentes al 3.3% del PIB Nacional; principalmente y como ya mencioné se busca de dotar de liquidez al sector financiero, esto sumado con la baja a la tasa de interés lo que busca es que, por medio de la banca se apoye a toda la micro, pequeña y mediana empresa, destinando recursos para este importante grupo de hasta 250 mil millones de pesos.

Lo que se busca es una reactivación de los motores financieros, banca y mercado valores, para de esta manera poder dinamizar la circulación económica de capitales; otra de las medidas más relevantes, y abarcada durante varios puntos, es el hecho de buscar dotar de liquidez a los acreedores de la nación, presentando distintas alternativas para continuar contribuyendo a los ingresos federales mediante la obtención de bonos, refinanciación de los mismos o permuta a plazos distintos.

Este paquete de medidas tiene un importante impacto en la economía, sin duda resulta benéfico, más no lo es todo, su principal objetivo es el de salvaguardar un comportamiento ordenado en los mercados financieros para no agravar aún más la ya complicada situación en que estamos, se busca por medio del fortalecimiento de los canales de crédito proveer liquidez al sistema financiero, para de esta manera ser una importante herramienta para la recuperación económica.

Así es, el paquete presentado por el Banco de México ayuda mucho en la chamba de combatir la crisis económica, pero como herramienta, no como solución, que si bien, le hace buena parte de la chamba a la 4T, la solución queda aún a responsabilidad del ejecutivo federal, mismo que al parecer no entiende que lo que se requiere en este momento son medidas contracíclicas que permitan hacerle frente al enorme reto que esta crisis implica, solo quedará esperar y continuar esperando a que desde su palacio el líder de la 4T entienda que no es cuestión de neoliberalismo, es cuestión de estabilidad económica, para las empresas y para todas las familias, hayan votado o no por él, mientras no queda más que agradecer que en estos momentos aún existan los organismos autónomos, sino, quien sabe a dónde iríamos a parar.

Mismo discurso, diferentes problemas (Por: Rubén Alcántar)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: